martes, 18 de enero de 2011

Reflexiones del barón

En mi opinión el arte es jugar creando algo bello. Es hacer que una idea salga fuera de tu cerebro y se trasmita a otros provocando en ellos una reacción estética o espiritual solamente. Y al decir bello no me refiero a que sea forzosamente bonito, conforme a un criterio concreto, sino que, siendo plástico o incorpóreo, motive al pensamiento y a la deducción según el estado de ánimo del receptor más que el del artista. Puede ser un golpe impactante y revulsivo o algo sereno y apacible que incite a la calma y sosiego. Pero de tal sutileza que nos embriague y llene los sentidos por los que se percibe y hasta por aquellos que no se siente. No importa que nos haga flotar como globos o nos aplaste su crudeza o su grandiosa realidad. El caso es que nos transporte a otra dimensión y nos arrebate lo más posible alzando nuestros pies del suelo. También puede ser sólo placer o perturbación y hasta llegar al dolor íntimo del espíritu, pues es la gran expresión emocional del intelecto humano. Palabras, formas, colores, sonidos, armonía en suma y en perfecto equilibrio o en el más inquietante caos, pero siempre fruto de la imaginación y la innovación de las ideas, las creencias y las emociones de su creador

3 comentarios:

  1. Andreas es dueño de una sensibilidad fuera de serie, que unida a su gran capacidad para traducir los sentimientos en conceptos esclarecedores y a su generosidad para compartirlos merece que lo llamemos Maestro.
    Muchas gracias por las enseñanzas y por el placer agregado de la lectura.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Sois encantadores y el mayor placer es considerar que sois mis amigos, desnudos de todo artificio social ni más razón que el gusto por compartir ideas y trasmitir sentimientos sinceros. Besos

    ResponderEliminar